Tierras indígenas de Honduras están siendo usurpadas por bandas de narcotraficantes y colonos, dice funcionaria de la ONU.

Tierras indígenas de Honduras están siendo usurpadas por bandas de narcotraficantes y colonos, dice funcionaria de la ONU.

Indígenas de la costa caribeña de Honduras sufren invasiones de sus tierras por ocupantes ilegales, madereros, plantadores de aceite de palma y traficantes de narcóticos, dijo una funcionaria de la ONU.

- Relatora especial sobre los derechos indígenas encuentra invasión y deforestación de tierras.
- Miskitos y otros grupos exigen la ayuda del gobierno en ésta remota región.

Tomado de The Guardian.

Indígenas de la costa caribeña de Honduras sufren invasiones de sus tierras por ocupantes ilegales, madereros, plantadores de aceite de palma y traficantes de narcóticos, dijo una funcionaria de la ONU.

Victoria Tauli-Corpuz, la especialista de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, dijo que los narcotraficantes talan árboles para hacer espacios de aterrizaje en la selva, reclutan a los jóvenes y compran tierras para lavar dinero.

Miskitos hondureños y otros grupos están exigiendo que el gobierno ayude a proteger su territorio en las regiones densamente boscosas y pantanosas.  “Básicamente, no hay protección de los invasores que vienen y ocupan sus tierras, ya sean propietarios de tierras agrícolas o madereros, y comentan que incluso los narcotraficantes están entrando en sus territorios”, dijo Tauli – Corpuz por teléfono después de una visita a Miskitos y otros grupos étnicos en el oeste de Honduras .

“En algunos de sus territorios los árboles son arrazados, ya que éstos [los traficantes] hacen un lugar de aterrizaje” para vuelos con drogas, dijo. ” Los jóvenes no tienen actividades de subsistencia, y por lo que son presa fácil de estos traficantes de drogas”. También expresó su preocupación por la trata y la prostitución de las mujeres indígenas .  Las denuncias de los Miskitos son similares a los problemas que llevaron a enfrentamientos en la vecina Nicaragua a principios de este año. En marzo, los indígenas hondureños retuvieron y luego dejaron en libertad a algunos invasores, a quienes acusan de actuar como peones de los grandes plantadores de aceite de palma y madereros para despejar ilegalmente la tierra .  Tauli- Corpuz , dijo que el gobierno de Honduras está tratando de recaudar dinero para compensar a los colonos por el desalojo. Sin embargo, en un informe presentado al final de su visita, hizo hincapié en que es importante para el gobierno investigar quienes vendieron títulos de propiedad falsos a los colonos, y quién estaba detrás de la deforestación. También mencionó sobre rumores de que habrían autoridades involucradas en la venta ilegal de éstas tierras.

Los indígenas se oponen tanto a la creación de áreas nacionales protegidas que limitan el acceso a sus tierras, como a la construcción de proyectos hidroeléctricos en la región, informó la especialista.  Esta empobrecida zona costera fue el escenario de un operativo apoyado por la Administración de Control de Drogas en el año 2012, contra embarcaciones sospechosas de transportar drogas. Agentes antidrogas estadounidenses y la policía nacional hondureña rastrearon un avión cargado de cocaína, cuando entró al país proveniente de América del Sur. La redada dejo un saldo de cuatro muertos, en los que se incluyen a dos mujeres embarazadas. Tauli-Corpuz dijo que las “víctimas aún no han sido repatriadas, ni se ha hecho justicia”.

En la vecina Nicaragua, el conflicto estalló en violencia en septiembre cuando al menos nueve personas murieron y 20 más resultaron heridas después de que los Miskitos tomaron las armas para tratar de expulsar a una ola de nuevos colonos atraídos, en parte, por la riqueza maderera de la zona. Algunos asentados también han talado el bosque tropical para la cría de ganado.

Deja una Respuesta