Sara Omi: Las mujeres somos vitales para la preservación de nuestras culturas ancestrales

Sara Omi: Las mujeres somos vitales para la preservación de nuestras culturas ancestrales

Con una mirada fuerte y una constancia heredada de su mamá, Sara Omi se ha convertido en la primera mujer en estudiar una carrera universitaria de su comunidad. Actualmente es líder emberá en el Congreso General Emberá de Alto Bayano (bosques del Darién, Panamá).

A sus 15 años tuvo que salir de su comunidad para lograr terminar la secundaria. Siempre fue curiosa y sus ganas de continuar estudiando la llevaron a convertirse en una de las mejores alumnas durante la secundaria. Influenciada por su mamá, Sara se graduó de Derecho en una universidad privada con el apoyo de una beca que la motivó para terminar sus estudios.

Mientras se formaba en la universidad, empezó a reconocer los problemas de su territorio. Reconoció la importancia que tenía su carrera para apoyar a su comunidad y así lograr denunciar la tala indiscriminada de bosques y la vulneración de las mujeres y jóvenes indígenas, también aprendió a darle continuidad a los procesos de solicitud de títulos de propiedad colectiva, una de las necesidades más latentes en sus comunidades aledañas.

SaraOmi2

Sara Omi es una líder indígena emberá que se ha especializado en derechos de las mujeres y jóvenes indígenas.

 

Las mujeres tenemos un rol fundamental en los procesos de conservación de bosques y en la exigencia de derechos territoriales. Somos nosotras quienes mantenemos los conocimientos tradicionales, mantenemos la identidad. Somos las transmisoras de estos conocimientos a las nuevas generaciones.

Para Sara Omi es necesario visibilizar los esfuerzos de las mujeres en sus territorios. Crítica del sistema tradicional de tomadores de decisión, Sara se ha convertido en la vocera de muchas mujeres de su comunidad y ha sido ella, quien les ha apoyado en temas de denuncia de violencia. Esa es una de sus preocupaciones, exigir a diario ante el Congreso General Emberá de Alto Bayano, la necesidad de erradicar la violencia en sus territorios.

Apoyó el proceso para alcanzar la Ley 72a través de la organización de jóvenes emberá, la cual adjudica de manera gratuita las propiedades colectivas de tierras tradicionalmente ocupadas por los pueblos y comunidades indígenas. Actualmente trabaja para continuar exigiendo respeto a los territorios indígenas en Panamá.

La participación de las mujeres indígenas en la toma de decisiones es un tema a considerar en los nuevos espacios donde se están visibilizando las luchas de los pueblos indígenas y comunidades locales. Para Sara es urgente crear estos espacios de participación para poner en la mesa el tema del empoderamiento económico a las mujeres, que también va a cubrir necesidades del territorio y de las familias locales.