Organizaciones comunitarias de Guatemala contribuyen a la aprobación de Ley PROBOSQUE

Organizaciones comunitarias de Guatemala contribuyen a la aprobación de Ley PROBOSQUE

La aprobación de esta ley es trascendental pues en gran medida define la política pública de bosques para los próximos 30 años.

28 de Septiembre de 2015.
Ciudad de Guatemala, Guatemala.

En días recientes el Congreso de Guatemala aprobó la Ley PROBOSQUE, que da continuidad a los programas estatales de Incentivos Forestales. Para la Alianza Nacional de Organizaciones Forestales Comunitarias de Guatemala (ANFC) -miembro de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB)-, la aprobación de esta ley es trascendental pues en gran medida define la política pública de bosques para los próximos 30 años. Su aprobación representa el resultado de un trabajo de incidencia que han venido haciendo cientos de organizaciones comunitarias indígenas, campesinas, forestales y pesqueras en todas las regiones de Guatemala.

Víctor López, Director Ejecutivo de la Asociación de Forestería Comunitaria de Guatemala Utz Che’, afirma que en febrero propusieron al INAB y a los diputados al Congreso una serie de enmiendas a la Iniciativa de Ley PROBOSQUE, para que fuera incluyente en función de las prioridades del país y de las mayorías de la población. “Esta aprobación marca un precedente en la participación de las organizaciones de base de Guatemala para lograr que la distribución equitativa de los recursos públicos asignados por el Estado”, explicó López. Las enmiendas propuestas también buscaban garantizar la transparencia en el uso y distribución de los recursos públicos y que permita enfrentar problemáticas como la escasez de agua provocada por la deforestación y degradación de los ecosistemas forestales.

De igual manera, Víctor López menciona que con la ley PROBOSQUE se busca reducir la deforestación, promover la restauración de tierras degradadas actualmente sin bosque, incrementar la productividad de los bosques existentes, conservar los ecosistemas forestales de Guatemala y propiciar el mejoramiento del nivel de vida de las comunidades”, dijo.

Esta Ley entrará en vigencia luego de su publicación en el Diario de Centroamérica. La iniciativa fue presentada por el Ejecutivo en 2014, para dar continuidad al programa PINFOR que finaliza en 2016, e inyectar al sector forestal unos Q400 millones de quetzales (US$50 millones) por año para quienes protegen y restauran los bosques, o impulsan la reforestación.

Deja una Respuesta