¿Quienes conforman la AMPB? Parte I (México y Guatemala)

La Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB) impulsa iniciativas y estrategias que benefician y fortalecen las capacidades de gestión para la gobernanza de los pueblos indígenas.

En la AMPB tienen representación los pueblos indígenas y las comunidades forestales de Mesoamérica que sobreviven ante las amenazas de deforestación masiva, el impacto generado por el cambio climático y las amenazas de megaproyectos. En este espacio de coordinación e intercambio de autoridades territoriales se defiende el reconocimiento y respeto pleno de los pueblos indígenas y comunidades locales.

Entre las organizaciones, instituciones e iniciativas miembros de la AMPB se encuentran:

MOCAF

Participantes del Taller: Diseño y operación de una red de comunicación virtual, llevado a cabo en la ciudad de Coyoacán.

 

-La Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales, también conocida como Red MOCAF con más de 50 organizaciones forestales miembros, que agrupan a más de 120 mil campesinos e indígenas mexicanos.

La Red desde 1994, apoya la integración y el fortalecimiento de diferentes organizaciones campesinas. Estas organizaciones tienen entre sus recursos, bosques naturales, selvas tropicales, vegetación de zonas áridas, plantaciones forestales y agroforestales, sistemas agroforestales de uso múltiple, combinando cultivos agrícolas, especies arbóreas produciendo no sólo bienes convencionales sino un sin fin de bienes intangibles que benefician a la sociedad.

-La Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) tiene como objetivo principal el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades, mediante el manejo forestal integral y los servicios ambientales, promoviendo de esta forma sostenibilidad; social, ecológica, económica y política del área protegida más grande del país, con más de 2 millones de hectáreas de bosque natural, Reserva de la Biosfera Maya en Guatemala.

Las líneas estratégicas de la ACOFOP son: la institucionalidad comunitaria, gestión política comunitaria, gestión y desarrollo empresarial, manejo integral de los recursos forestales y el fomento productivo para el desarrollo. Con el trabajo en conjunto de la ACOFOP las organizaciones comunitarias tienen más de 400 mil hectáreas de bosque natural bajo el manejo sostenible y mediante contratos con el estado de Guatemala, garantizan por 25 años el acceso y manejo de los recursos naturales de la Zona de Usos Múltiples de la Reserva de Biosfera Maya.

Red de Monitoreo Comunitario de ACOFOP culmina con éxito Curso de Bombero Forestal desarrollado por el #CONAP y otras organizaciones, en el marco de la Estrategia Nacional para el Manejo Integral del Fuego.

Red de Monitoreo Comunitario de ACOFOP culmina con éxito Curso de Bombero Forestal desarrollado por el #CONAP y otras organizaciones, en el marco de la Estrategia Nacional para el Manejo Integral del Fuego.

Red de Monitoreo Comunitario de ACOFOP culmina con éxito Curso de Bombero Forestal desarrollado por el #CONAP y otras organizaciones, en el marco de la Estrategia Nacional para el Manejo Integral del Fuego.

-La Alianza Nacional de Organizaciones Forestales Comunitarias de Guatemala (Alianza OFC Guatemala) nace con el objetivo de fortalecer los esfuerzos y potenciar el manejo responsable y conservación de los bosques de gestión colectiva. La Alianza trabaja en 4 regiones de Guatemala: Norte, oriente, Occidente, Costa sur.

Desde su fundación en el 2009 la Alianza OFC Guatemala constituye un espacio de diálogo comunitario para facilitar el accionar propositivo de las organizaciones forestales comunitarias en materia de gobernanza municipal. Además esta alianza promueve un enfoque de competitividad y emprendimiento forestal que contribuye a la mejora de la vida de las familias que conforman esta Alianza.

Según el informe de la FAO, En Guatemala, el 70  por ciento de tierra forestal está protegida por empresas forestales comunitarias que gestionan más de 420,000 hectáreas dentro de la Reserva de Biosfera Maya. Estas empresas forestales generaron más de 10,000 empleos directos y unos 60,000 indirectos, además a los trabajadores se les paga más del doble del salario normal (Instituto de Recursos Mundiales, 2008)

Desde 1997 México tiene en marcha un importante programa para ayudar a las comunidades a crear empresas forestales. Actualmente más de 2,300 grupos comunitarios genera ingresos a la comunidad gracias a la extracción de madera responsable.