Líderes indígenas y de comunidades forestales entregan el Tambor Global a Patricia Espinosa, líder de ONU en cambio climático

tambor-8

Marrakech, Marruecos.El Tambor Global que ha sido firmado por líderes de una gran diversidad de pueblos indígenas y comunidades forestales fue entregado la mañana del Sábado 12 de Noviembre a  Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para exigir la inclusión de las propuestas indígenas en las acciones relacionadas para enfrentar el cambio climático.

El Tambor Global partió hace semanas atrás desde la  Amazonia ecuatoriana,  viajó a  Standing Rock, en Dakota del Norte  y ahora  se encuentra en  Marrackech,  Marruecos, a  donde se  está realizando  la COP22, en la cual los líderes mundiales están buscando implementar  los Acuerdos de París, acordados el año anterior  y que buscan poner freno al cambio climático.

Durante la entrega del  Tambor Global, los representantes de  pueblos indígenas y de comunidades locales de los bosques del sur global  plantearon la necesidad  de que las políticas climáticas fortalezcan los derechos sobre  el territorio,  el Derecho al Consentimiento Libre Previo e Informado, el derecho a contar con financiamiento para el desarrollo territorial,  la no criminalización y el  alto  de la violencia contra los defensores ambientales.

Este acto fue liderado por Edwin Vázquez, líder de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), así como por  Gustavo Sánchez, Presidente de  la  Red Mexicana  de Organizaciones Campesinas Forestales (RED MOCAF).

Los pueblos indígenas gobiernan, poseen, ocupan o reclaman aproximadamente una cuarta parte del planeta, representando el 24% del carbono total almacenado sobre el suelo de los bosques tropicales y el 80% de la biodiversidad restante en el mundo.

El reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas puede generar importantes beneficios sociales, económicos y ambientales para la sociedad. Según un estudio reciente del World Research Institute (WRI), el aseguramiento de los derechos territoriales indígenas provee una importante protección contra la deforestación y puede además generar cientos de miles de millones de dólares en beneficios.

A pesar de que los pueblos indígenas son los principales guardianes de los bosques, el Acuerdo de París apenas reconoce su papel: de los 197 países signatarios, sólo 21 reconocen los derechos indígenas y la tenencia de la tierra como parte de sus estrategias para abordar el cambio climático.

Gustavo Sánchez, Presidente de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (RED MOCAF) y representante de la AMPB, hizo énfasis en el fortalecimiento de los derechos territoriales de las comunidades forestales y pueblos indígenas, así como el Consentimiento Libre, Previo e Informado, como parte básica de las medidas para enfrentar el cambio climático. En la foto junto a Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Acompaña  persona no identificada.