COP22: Pueblos indígenas y comunidades de los bosques son parte de la solución al cambio climático

Marrakech, Marruecos — Representantes de COICA, AMPB y AMAN se encuentran en la COP22 poniendo en el radar mundial el mensaje de los pueblos indígenas en relación al cambio climático

foto-1

Mark Rivas, (Yatama, Nicaragua), Asangpas Kiamak (Nación Mayangna, Nicaragua), Jakob Siringoringo (AMAN, Indonesia), Leticia Doormann, (iniciativa Tejiendo Lazos), Gustavo Sanchez, (Red Mocaf, México), Modesta Wisa, (AMAN), Eusebio Tomas (Alianza de Organizaciones Forestales Guatemala), Sergio Molina (ACOFOP,Guatemala), Fery Sape (AMAN), Rosimere Maria Vieira y Joelson Felix (COIAB Amazonia, de Brazil)

Más del 20% del carbono de los bosques tropicales del mundo se encuentra en los territorios de los pueblos indígenas ubicados en la Cuenca Amazónica, Mesoamérica, República Democrática del Congo e Indonesia. Esta cifra aumenta considerablemente una vez que se consideran otras regiones y territorios. Como resultado, los bosques autóctonos conservan cientos de gigatoneladas de carbono.

Los pueblos indígenas gobiernan, ocupan o reclaman aproximadamente una cuarta parte del planeta, representando el 80% de la biodiversidad que queda en el mundo. Esto no es una coincidencia. Las tierras y aguas más importantes desde el punto de vista biológico en todo el mundo aún están intactas como resultado del compromiso y los esfuerzos de los pueblos indígenas en la administración ambiental y el manejo de los recursos naturales.

A pesar de toda la evidencia científica que respalda el rol invaluable de las comunidades indígenas en la conservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático, llevar la voz de los pueblos indígenas a los foros globales no es una tarea fácil: únicamente 21 de los 197 países firmantes del Acuerdo de Paris incluyen los derechos indígenas y el derecho territorial en sus planes.

Es por estas razones que las delegaciones indígenas en representación de cientos de pueblos a lo largo y ancho del planeta se encuentran en Marruecos compartiendo sus conocimientos ancestrales en el manejo de los bosques y el agua y solicitando enérgicamente la atención mundial a los cuatro mayores problemas que enfrentan para continuar con su invaluable labor de conservación.

 

Estas son las cuatro exigencias básicas que las organizaciones indígenas están llevando a la convención sobre cambio climático:

  • Los Pueblos Indígenas protegemos los bosques y la biodiversidad de la total destrucción, si los gobiernos no garantizan el respeto a nuestros derechos territoriales la deforestación continuará avanzando, poniendo en peligro las últimas reservas de carbono que quedan en el planeta
  • Somos los defensores de la Tierra, la protegemos con nuestras vidas y con nuestros espíritus, es por esto que exigimos el respeto verdadero a nuestros derechos y la implementación real del Consentimiento Libre, Previo e Informado en todos los proyectos que afectan nuestros territorios y nuestra forma de vida
  • Nuestros bosques son los que están mejor conservados, vivimos en selvas que aún no han sido devastadas, de esta forma preservamos también el equilibrio climático del Planeta. Para continuar esta labor fundamental necesitamos acceso a financiamiento directo para implementar medidas de adaptación y mitigación del cambio climático
  • Desde tiempos ancestrales protegemos los bosques y la vida que resguardan. Exigimos un alto a la violencia, persecución y criminalización de los guardianes de los bosques y la biodiversidad

Se nos está acabando el tiempo para reparar el daño ambiental acumulado tras décadas de abuso desmedido de los recursos naturales. El mundo entero necesita despertar y darse cuenta de que el curso de todas nuestras vidas está unido al único planeta que tenemos y que el papel de los pueblos indígenas como Guardianes del Bosque es una de las opciones más sensatas que tenemos para revertir la catástrofe ambiental que se avecina.

foto-2

Edwin Vazquez (camisa roja), líder de la Coordinadora de Organizaciones de la Cuenca Amazónica (COICA), junto a líderes amazónicos, exigiendo que los pueblos indígenas sean incluidos como protagonistas en la implementación de las medidas para enfrentar el cambio climático.