La importancia de las concesiones forestales en Petén, Guatemala

La importancia de las concesiones forestales en Petén, Guatemala

Las empresas comunitarias que administran las concesiones forestales en la Zona de Uso Múltiple (MUZ) de la Reserva de la Biosfera Maya (RBM) en Petén, Guatemala, generan beneficios ambientales para la sociedad y beneficios socioeconómicos para las comunidades locales a cambio de derechos de uso y gestión de recursos en la Zona de Uso Múltiple.

Para conocer más sobre la importancia de las concesiones forestales en Petén, Guatemala, les compartimos algunos de los hallazgos más relevantes del Análisis sistemático del desempeño socioeconómico de las empresas comunitarias en la Reserva de la Biósfera Maya.

Las concesiones forestales comunitarias en Petén representan un modelo de gobernanza del bosque que durante más de dos décadas ha sido el pilar principal para su conservación en la Zona de Usos Múltiples de la Reserva de la Biósfera Maya (RBM), con importantes beneficios para las comunidades forestales, la región petenera y la sociedad guatemalteca como tal.

Junto con la evidencia documentada de los impactos ambientales, los resultados de este análisis sugieren una relación positiva entre el progreso socioeconómico (ingresos, inversiones, ahorros, capitalización de empresas comunitarias y la creación de activos a nivel de hogares y empresas) y la conservación de las áreas bajo concesión. (Tasas de deforestación cercanas a cero en concesiones comunitarias activas).

Guardarecursos AFISAP

El ingreso forestal, su reinversión y el acceso a financiamiento local y externo han permitido a las empresas comunitarias diversificar sus actividades, generar un mayor valor agregado, desarrollar nuevos productos e insertarlos en cadenas de valor de productos forestales maderables y no maderables.

Las condiciones propicias para la gestión de las concesiones por parte de las empresas forestales comunitarias han mejorado en las últimas dos décadas y brindan lecciones para fortalecer la gobernabilidad en otras zonas del RBM y en otras partes de América Latina y más allá.

Las tasas de deforestación en las tres concesiones inactivas, las cuales ocupan menos de 50 000 ha (6 % de la extensión de la ZUM), también han sido elevadas (promedio de 1,8 % por año), lo que refleja el incumplimiento de las estipulaciones de los contratos de concesión o sea del plan de manejo, razón por la cual CONAP rescindió el contrato (dos casos) y suspendió el plan de manejo (un caso) en 2009. Al mismo tiempo, la tasa de deforestación en las áreas que no figuran bajo concesión de la ZUM es aún más elevada (2,2 % anual.)

Mujeres recolectoras

Mujeres recolectoras

Con mirada al futuro, será importante adecuar las estrategias para la recuperación y rehabilitación de las concesiones inactivas, así como la asignación de las áreas no concesionadas, los medios de vida de las poblaciones interesadas y las limitaciones en la disponibilidad de productos maderables y no maderables de valor comercial. Estas estrategias deben incluir opciones complementarias a las actividades forestales para asegurar medios de vida sostenibles a largo plazo, con opciones específicas para las mujeres y los jóvenes.

Las nueve concesiones activas dan ejemplos claros para identificar opciones viables de cara al futuro del manejo y la conservación del bosque, dada su capacidad de adaptarse a cambios dinámicos; por ejemplo, a través de la diversidad de las figuras legales (Sociedad Civil, Asociación, Cooperativa), modelos de gestión de las EFC, su capacidad de invertir en los diferentes capitales y sus efectos multiplicadores más allá de las EFC y sus socios.

Si te interesa conocer más del Análisis, te invitamos a leer el Análisis sistemático del desempeño socioeconómico de las empresas comunitarias en la Reserva de la Biósfera Maya

Te invitamos a apoyar la campaña #SomosBosquesParaSiempre de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP)