AMPB fortalece medidas de protección territorial para reducir impactos del cambio climático

AMPB fortalece medidas de protección territorial para reducir impactos del cambio climático

Red Mocaf y RIBCA están trabajando con sus gobiernos en la elaboración de una estrategia de consulta REDD+. Uno de los logros que se han obtenido de estas negociaciones es la inclusión del consentimiento y construcción de acuerdos basados en fundamentos legales para que esta consulta sea efectiva e inclusiva para pueblos indígenas y comunidades locales.

30 de Junio de 2015.
San José, Costa Rica.

La Red Indígena Bribri-Cabecar (RIBCA) de Costa Rica y la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red Mocaf) organizaron un taller de intercambio de experiencias sobre Salvaguardas Ambientales entre ambos países, como una actividad de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), un espacio que conformaron para la coordinación e intercambio de autoridades territoriales que administran o influyen sobre las principales masas boscosas de Mesoamérica.

El encuentro realizado en el territorio Bribri-Cabecar de Talamanca (Costa Rica) tuvo como objetivo compartir el proceso de incidencia liderado por Red Mocaf y RIBCA con sus respectivos gobiernos para posicionar el tema de Salvaguardas o medidas de protección para el territorio.

Gustavo Sánchez, presidente de Red Mocaf, expresó que las salvaguardas son una figura que ayudan a prevenir, dar seguimiento y remediar las faltas hacia los derechos territoriales. “Las salvaguardas son como una caja de herramientas que le permite a la gente hacer valer sus derechos”, agregó.

En Mesoamérica, los países que mas han promovido el tema de salvaguarda han sido México y Costa Rica. Este es el tercer intercambio que se ha realizado sobre este tema desde la AMPB, incluyendo los encuentros del Pre-congreso Forestal Comunitario de Honduras en 2013 y del Pre-Congreso de Áreas Protegidas de Costa Rica de 2014.

Propuestas de diálogo e incidencia con los Gobiernos de los pueblos indígenas y comunidades locales

Durante el intercambio, ambas organizaciones señalaron la importancia de incidir en los gobiernos para el establecimiento de salvaguardas en los programas de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques (REDD+).

Actualmente Red Mocaf y RIBCA están trabajando con sus gobiernos en la elaboración de una estrategia de consulta REDD+. Uno de los logros que se han obtenido de estas negociaciones es la inclusión del consentimiento y construcción de acuerdos basados en fundamentos legales para que esta consulta sea efectiva e inclusiva para pueblos indígenas y comunidades locales.

En el caso de México, Red Mocaf está capacitando a promotores comunitarios para poder preparar y atender a una población de 15 millones de indígenas en más de 60 pueblos y con más de 300 variantes lingüísticas durante los procesos de consultas REDD+.

“Este proceso de consenso, en materia de contenidos, se está dando como un proceso de construcción entre dos partes –sociedad civil y gobierno- para que involucre a toda la población y no sólo a los sujetos de derechos agrarios y para que sea propuesta clara en los compromisos y beneficios de los procesos REDD+”, explicó Sánchez.

Levi Sucre, coordinador de RIBCA y de la AMPB, expresó que en Costa Rica ya está escrita una política pública sobre el proceso REDD+ pero se espera, como resultado de las negociaciones, la incorporación de un capítulo sobre pueblos indígenas para que el proceso de consulta costarricense sea integral e inclusivo.

“En Costa Rica debería de haber un espacio técnico de información, discusión y socialización para que las organizaciones indígenas participen en la construcción multisectorial de acuerdos”, reflexionó Sucre.

En el proceso REDD+ de Costa Rica, RIBCA está haciendo una propuesta que de respuesta a la falta de seguridad jurídica que no contempla medidas de protección ante la invasión de territorios y que sistematice las experiencias de los procesos de pre-consulta REDD+ para definir los lineamientos básicos de un proceso de consulta que tome en cuenta las expectativas integrales de la población.

Finalmente, Sucre valoró que la AMPB viene a dar un valor agregado a la construcción de estos procesos porque permite el intercambio de experiencias en los otros países donde se están dando estos procesos y viene a fortalecer la construcción de los procesos para cada país porque se sabe qué pasos hay que dar tomando como referencia las experiencias donde se han dado más avances.

Deja una Respuesta