Alianza del Clima y Pueblos Indígenas

Alianza del Clima y Pueblos Indígenas

Cándido Mezúa, Secretario de Relaciones Internacionales de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques presentó la campaña Guardianes del Bosque en el encuentro anual de la Alianza del Clima, junto a Andreas Wolter, alcalde de la ciudad de Colonia y embajador de la Alianza del Clima para la COP23

El encuentro que propicia el acercamiento entre los pueblos indígenas y la Alianza del Clima se llevó a cabo este 22 de septiembre en la ciudad de Essen, Alemania.

La campaña Guardianes del Bosque agrupa a representantes de organizaciones indígenas y comunidades locales de los principales bosques tropicales del mundo en la Amazonia, Mesoamérica, la Cuenca del Congo y el Sudeste Asiático. Durante la campaña 21 delegados de los pueblos indígenas del mundo recorrerán Europa para llevar sus mensajes de lucha y esperanza como parte de la solución al cambio climático. La gira se realizará del 17 de octubre al 02 de noviembre en las ciudades de Colonia, Bruselas, París, Londres, Amsterdam, Berlín y Bonn.

Durante su intervención en el encuentro el líder del pueblo Emberá-Wounaan hizo referencia a la importancia del trabajo conjunto que los estados y las ciudades son capaces de generar para fortalecer los programas relacionados a la mitigación y adaptación al cambio climático, así como la necesidad de inclusión de las propuestas de los pueblos indígenas en el desarrollo de políticas de conservación de los bosques como principal medida costo-efectiva para luchar contra el cambio climático.

Cándido Mezúa líder del pueblo Emberá-Wounaan se dirige a la audiencia del Congreso Anual de la Alianza del Clima

Cándido Mezúa líder del pueblo Emberá-Wounaan se dirige a la audiencia del Congreso Anual de la Alianza del Clima. Essen, Alemania.

En muchos casos las ciudades tienen la posibilidad de aplicar medidas concretas en tiempos mucho más cortos que los que le toma a un país implementarlas. Un tema vital discutido en el panel fue el gran reto que enfrenta el mundo ante la retirada de los Estados Unidos del Acuerdo de París. Cándido Mezúa exhortó a las ciudades a que trabajen en conjunto sin esperar la reacción de los países, que por diversas razones están teniendo respuestas tardías a las consecuencias devastadoras del cambio climático en la vida de las personas.

El bienestar de la humanidad depende del bienestar de los bosques

Eriberto Gualinga, Cineasta del pueblo Sarayaku de Ecuador, quien participó también en el panel, hizo énfasis en el trabajo que hace su comunidad para luchar contra la demanda extractiva promovida por el gobierno de Ecuador, una historia de lucha que se repite en los pueblos originarios del mundo entero. El pueblo Sarayaku protege la selva porque es su medio de vida, pero todos tenemos la responsabilidad de protegerla también.

La ciudad de Colonia representada por su alcalde, Andreas Wolter, mantiene un firme compromiso con las luchas de los pueblos indígenas del mundo. El municipio de Colonia tiene en vigencia programas de cooperación con comunidades Amazónicas y será la ciudad anfitriona de la campaña Guardianes del Bosque el día 17 de octubre.

Desde hace más de 25 años, los municipios miembros de la Alianza del Clima han colaborado con pueblos indígenas de las selvas tropicales en beneficio del clima global

La Alianza del Clima, con aproximadamente 1700 miembros distribuidos en 27 países europeos, es la mayor red de ciudades en el mundo dedicada a la aplicación de medidas climáticas y la única cuyos objetivos son cuantificables, como la reducción de las emisiones de carbono por medio de la implementación a gran escala de tecnologías limpias y otras alternativas al uso de hidrocarburos.

El alcalde de Colonia, Andreas Wolter, hizo un llamado a la audiencia conformada por representantes de las principales ciudades europeas que han tomado acciones concretas para luchar contra el impacto del cambio climático, a acercarse a los pueblos indígenas.

Este acercamiento entre organizaciones y pueblos comprometidos con acciones climáticas concretas representa una nueva forma de afrontar el principal reto de nuestra época, demostrando que es posible avanzar en los objetivos comunes de los pueblos indígenas y de los gobiernos locales del mundo comprometidos con la preservación de la vida y la protección de los bosques de los que dependemos todos.

 

 

 

Save

Save