Acuerdo de París sobre Cambio Climático considera el respeto y la promoción de los Derechos Indígenas y Campesinos

Acuerdo de París sobre Cambio Climático considera el respeto y la promoción de los Derechos Indígenas y Campesinos

Red MOCAF considera que, en un acto de congruencia, México, particularmente del Ejecutivo Federal, debería impulsar la Ley Reglamentaria del Derecho a la Consulta de Pueblos Indígenas y Comunidades Locales.

14 de Diciembre de 2015.
Ciudad de México, México.

(CODICS).- Gustavo Sánchez Valle, Presidente de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales, (Red MOCAF), calificó de positivo el llamado “Acuerdo de Paris” alcanzado en la COP21 sobre Cambio Climático ya que además de los compromisos en materia de reducción de emisiones globales, se logró hacer visible la importancia de Pueblos Indígenas y de las Comunidades Locales.

El representante de Red MOCAF, quien formó parte de la delegación de la Alianza Mesomericana de Pueblos y Bosques (AMPB) en la Cumbre Climática, precisó que si bien se esperaban compromisos más ambiciosos, por lo menos los gobiernos reconocieron que sus esfuerzos hasta ahora realizados eran insuficientes para mantener el aumento de la temperatura en un nivel menor a 1.5 grados centígrados.

Lo anterior, dijo, respecto a los niveles pre-industriales, sin embargo se lograron consensos básicos en un documento vinculante para nuevos compromisos en materia de reducción de emisiones.

Destacó que en la introducción del “Acuerdo de París” se reconoce que el cambio climático es un problema común de la humanidad y que los gobiernos al adoptar medidas para hacer frente al mismo deben tener en cuenta a los grupos vulnerables.

Por ello, “…deberán respetar, promover y tomar en consideración sus respectivas obligaciones con respecto a los derechos humanos, el derecho a la salud, los derechos de pueblos indígenas, las comunidades locales, los migrantes, los niños, las personas con discapacidad y las personas en situación de vulnerabilidad y el derecho al desarrollo, así como la igualdad de género, el empoderamiento de la mujer y la equidad intergeneracional”.

Precisó que si bien en la Cumbre COP2, uno de los logros fundamentales fue visibilizar los derechos indígenas y de comunidades locales y grupos vulnerables en la aplicación de políticas públicas sobre cambio climático, el reto ahora es cómo los gobiernos actúan en consecuencia para respetar promover y considerar sus obligaciones respecto a derechos.

Así, en un acto de congruencia, el Ejecutivo Federal en nuestro país, debería impulsar la Ley del Derecho a la Consulta para Pueblos Indígenas y Comunidades Locales, construyendo una propuesta de manera conjunta con las representaciones de estos sectores.

Además, recordó que México fue de los primeros en suscribir el Acuerdo 169 de la OIT sin embargo a más de 20 años, no se avanza en la legislación y el marco normativo correspondiente.

Sobre la COP21, continuó, “hay avances sustantivos pero se debe ver con objetividad, sin triunfalismos ya que hay análisis que señalan que no se contemplan qué acciones se llevarán a cabo para dejar de depender de combustibles fósiles para que este Acuerdo de Paris no termine por ser un acuerdo de buenas intenciones, sin acciones especificas para detener el cambio climático”.

Por ello, consideró permitente que el Gobierno Federal más allá de su aval y adhesión al Acuerdo de París, impulse políticas y acciones como la Ley para la consulta libre e informada de los pueblos y comunidades locales en políticas, proyectos y actividades que los afectan o que tienen el potencial de hacerlo.
Sólo así tendremos en México acciones respecto a los retos del cambio climático y que “no quede en el discurso”, sostuvo.

Reiteró que, en el caso de México, las organizaciones indígenas y comunitarias tienen la capacidad de almacenar e incrementar en sus territorios el carbono en sus bosques y evitar su emisión a la atmósfera.

Sánchez Valle indicó que el Manejo Forestal Comunitario es esencial para el mantenimiento de la estabilidad del clima, de tal suerte que a las organizaciones indígenas y comunitarias se les debe reconocer la titulación de sus tierras y territorios, así como de sus derechos sobre los vastos recursos naturales de los mismos y de los servicios que prestan.

Deja una Respuesta