ACOFOP: 29 años protegiendo los bosques de Petén

ACOFOP: 29 años protegiendo los bosques de Petén

Este año, Guatemala cumple 29 años de poseer la reserva natural más grande del país. La Reserva de la Biósfera Maya (RBM) es una área protegida por organizaciones miembros de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP).

En el año 1990 mediante el Decreto Legislativo 5-90 se creó esta área protegida con más de 2 millones de hectáreas de bosque natural, convirtiéndose en la más grande el país. Esta reserva representó uno de los mayores retos para el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), ya que el área categorizada por ley como área protegida, es una zona de influencia de las comunidades campesinas e indígenas de la región.

Esta Reserva natural es el hogar de varias especies en peligro de extinción o poco comunes, entre ellas el jaguar y la guacamaya roja, así como un conjunto de ruinas Mayas de renombre mundial.

Las comunidades forestales se organizan para manejar de manera sostenible los recursos, implementando el modelo forestal comunitario en más de 480,000 hectáreas de bosque. Este trabajo a lo largo de los años ha dejado resultados positivos tanto para la comunidad como para la naturaleza, logrando así, una vida más sostenible, menos incendios forestales e invasiones y más conservación de los bosques.

Para manejar el bosque, primero hay que consolidar las comunidades” afirma Marcedonio Cortave, director de ACOFOP.

Reserva de la Biósfera Maya

La Reserva de la Biósfera Maya forma parte de una de las mayores extensiones de bosque tropical al norte del Amazonas, y genera beneficios al ecosistema que incluye la mitigación del cambio climático. El trabajo en alianza que han venido desarrollando las comunidades forestales concesionarias en las zonas múltiples ha logrado prevenir, monitorear y controlar incendios en los territorios de la reserva.

Para Draney Aldana, joven miembro de la red de monitoreo de ACOFOP el trabajo de conservación que han venido desarrollando desde los territorios, trae muchos beneficios tanto para hombres como para mujeres. Desde las diferentes funciones que tienen en las actividades de conservación, toda la comunidad se ha visto beneficiada con la protección de los bosques.